El ŭŝ13ŝŭ de Octubre de ŭŝ2006ŝŭ: El Impacto de la Verdad y La Caída de las ŭMascaradas:ŭ
Por: Elías Bejjani
Octubre 13/ ŭŝ2006ŝŭ ŭ

El papel destructivo y satánico desempeñado con extrema y descarnada violencia por el ŭrégimen del Baath sirio ya no es desconocido por nadie, a medida que continúa operando ŭdirectamente a través de Hezbollah y de las milicias fundamentalistas palestinas y ŭlibanesas aliadas a Damasco, y en armonía total con los grupos oportunistas que nunca ŭreconocieron o creyeron en el Líbano como entidad Independiente y en su identidad ŭdistinta. Este Baath -Fundamentalista - y oportunista, se ha diseminado como un cáncer ŭdesgraciado a través de nuestras comunidades en la diáspora y en regiones libanesas. ŭ

Las viejas y nuevas marionetas en el Líbano continúan demagógicamente negociando y ŭseparando, llevando incitación y beneficiándose de las necesidades económicas de la ŭgente y de la ausencia de la ley y del orden del estado gracias a los dólares iraníes del ŭpetróleo, aunque sus conciencias se entumecieron a la vez que y se agrandan sus cuentas ŭbancarias y sus bolsillos. ŭ

Cuidan solamente sus posiciones, intereses personales, y avaricia. No son nada sino ŭinstrumentos oscuros en la desestabilización del Líbano, bloqueando el regreso de la paz ŭy del orden de su pueblo, abortando la misión de las fuerzas internacionales y de las ŭresoluciones del consejo de seguridad de la ONU, en particular sobre la Resolución ŭŝ1701ŝŭ. ŭSon empleados por el eje de naciones y organizaciones malvadas para quebrar nuestra ŭpatria, la tierra de los cedros, a quien toman como el patio trasero para "sus guerras", ŭexportando el caos y la cultura del odio, el terrorismo, la hostilidad y el fundamentalismo ŭal Líbano.ŭ

En este contexto se produjeron las ultimas declaraciones del presidente sirio al periódico ŭespañol "EL País" el día ŭŝ30ŝŭ de septiembre de ŭŝ2006ŝŭ, y "al periódico kuwaití Al Anbaa" ŭdel ŭŝ07ŝŭ de septiembre de ŭŝ2006ŝŭ, donde él interfirió audazmente y desvergonzadamente en ŭlos asuntos internos libaneses, y desafió a las naciones del mundo libre, al Consejo de ŭSeguridad de la ONU y al Estado Libanés y su democracia. Él declaró sin ninguna ŭvergüenza que no hay fuerza internacional pueda bloquear las cargas de armamentos que ŭpasan de contrabando a Hezbollah a través de las fronteras de su país con el Líbano. Él ŭindicó: "ni las resoluciones de la ONU, ni toda la tecnología de todos los ejércitos del ŭmundo, pueden obstaculizar esta operación."ŭ

En línea con la declaración del presidente Assad, el lunes ŭŝ03ŝŭ de octubre de ŭŝ2006ŝŭ el ŭcomandante de de Hezbollah en la región meridional del Líbano, el jeque Nabil Kawouk ŭdeclaró que:"la resistencia islámica de los Jihadistas sigue estando armada en las aldeas ŭque hacen se encuentran en la zona de la frontera israelí exactamente como antes del ŭŝ12ŝŭ ŭde julio de ŭŝ2006ŝŭ. Él agregó: "el enemigo ha utilizado en su ultima guerra todas las armas ŭy l oque dispuso como sorpresa, pero en cambio desde la resistencia no expusimos todas ŭnuestras sorpresas militares porque estábamos en una posición de la fuerza y no fue ŭnecesario hacerlo aun".ŭ

El Secretario General de Hezbollah, el jeque Hassan Nasrallah confirmo durante su ŭcelebración de la "victoria santa", que el arsenal de su grupo se ha incrementado y que ŭahora poseen ŭŝ20.000ŝŭ misiles y que él solamente entregará este arsenal que pertenece al ŭŭ"estado de la resistencia", es decir, al "estado de los Jihadistas", y a nadie mas. ŭ

De acuerdo con las consecuencias devastadoras de la pasada guerra de Israel-Hezbollah, ŭdentro del Líbano y de los activistas de la diáspora las posiciones actuales son las ŭsiguientes:ŭ

Cualquier grupo libanés, sin importar su afiliación política o étnica e independientemente ŭde su tamaño e influencia, que apoye estas alianzas despreciables sin apoyar la base del ŭproblema, a saber la continuación del programa de Hezbollah del estado-dentro- del ŭESTADO que Hezbollah ha conformado, que apoye la tenencia de sus armas ilegales y ŭlos peligros inminentes que presentan a la nación, el principio de la coexistencia ŭdemocrática, y la libertad, es un socio-cómplice en la conspiración contra el Estado Legal ŭLibanés.ŭ

Cualquier grupo que sabotee el despliegue de las fuerzas internacionales de disuasión en ŭlas fronteras Sirio-Libanesas, cuya misión es inhibir el flujo de armamentos y de ŭcombatientes terroristas a las organizaciones fundamentalistas y terrorista en Líbano, es ŭun socio-cómplice en la conspiración contra el Estado Legal Libanés.ŭ

Cualquier grupo que unifique la disposición de las armas de Hezbollah a una resolución ŭdel conflicto Árabe-Israelí y de sus derivadas, incluyendo los campos palestinos ŭlocalizados en el Líbano las armas y las resoluciones internacionales (ŭŝ194ŝŭ, ŭŝ242ŝŭ, ŭŝ338ŝŭ), es ŭun socio-cómplice en la conspiración contra Líbano y el Estado Legal Libanés, ŭespecialmente cuando tal posición no se basa sobre el principio legal sino se desarrolla ŭsegún los caprichos de intereses personales y de ambiciones perversas, es un socio en la ŭconspiración contra el Estado Libanés Legal como claramente lo disponen las normas ŭinternacionales. La demagogia de condicionar el desarme de Hezbollah a la fortaleza de ŭun estado libanés afianzado es ridículo. Las metas de los que aboguen por tal ecuación ŭestán claras, cómo podría ser fuerte del Estado en medio de los mini-estados, y de las ŭzonas privadas de la seguridad, de las fronteras débiles y abiertas, y de la afluencia de ŭarmamento ilegal y de la anarquía. ŭ

Cualquier grupo que no pueda considerar que las fuerzas internacionales que representan ŭla voluntad de la comunidad internacional unida son un bote salvavidas con el cual ŭtraerán nuevamente el viejo y amargo conflicto que trajo ataques barbáricos contra el ŭLíbano, su democracia e identidad desde ŭŝ1975ŝŭ, por tanto es un socio en la conspiración ŭcontra el Estado Libanés Legal.ŭ

Todos los que se opongan a la realización de la misión de las fuerzas internacionales bajo ŭcapítulo siete de la carta de la ONU y que sostengan que son fuerzas de ocupación y de ŭhegemonía son cómplices también. El Pueblo libanés no tendrá ninguna misericordia en ŭellos y los cubrirá la basura de la historia con su cubo más horrible.ŭ

Todos los que negocian con los derechos de los cristianos están viviendo una ilusión si ŭcreen que su sociedad en El Líbano y en la diáspora es suave, amnésica o inconsciente de ŭlos acontecimientos. Los que piensan que pueden manipular los miedos de
los cristianos y su sufrimiento a través de discursos y de asambleas y abriendo las heridas ŭdel pasado con políticos de fantasía que recurren a la lengua y hablan de los derechos ŭétnicas y de la incitación religiosa con sus banderas falsas del secularismo y de ŭemancipación están equivocados y son cómplices también.ŭ

Cualquier grupo que no sea serio en su demanda para una ley de elecciones justas, ŭcompatible con los derechos de cada comunidad libanesa es un socio en la conspiración ŭcontra el Líbano y el pueblo libanés. Este punto es la escala con la cual se medirá y ŭjuzgara la honradez de todos los políticos y participantes en los asuntos de la nación en ŭestos días. ŭ

Mientras tanto, no nos sorprende la reacción del régimen sirio y su negación, hace unos ŭdías atrás respecto de la existencia de presos libaneses en sus cárceles. Ellos utilizan este ŭestilo inhumano e inmoral por siempre. Pero lo que nos entristece y nos sacude es el ŭsilencio de los líderes y lo partidos políticos libaneses que eran parte y apoyaban con su ŭlengua la libertad, la democracia y el camino de la soberanía, pero quiénes en su ŭbúsqueda de aumentos personales, cambiaron su piel y negaron sus promesas.ŭ

Lo que qué nos entristece en verdad es el sufrimiento continuo de nuestros refugiados en ŭIsrael desde el año ŭŝ2000ŝŭ a pesar de todos los progresos recientes. Esto es debido a la ŭservidumbre rígida de esos líderes y políticos libaneses en quienes algunos pusimos en el ŭpasado nuestras esperanzas de una resolución valiente a este problema humano. En su ŭlugar, no asumieron sus responsabilidades y anularon la causa y su contenido humano, y ŭademás, para satisfacer sus alianzas con los fundamentalistas y los radicales, traicionaron ŭa su propia gente y a la causa del Líbano acordando etiquetar a nuestros heroicos ŭrefugiados meridionales como criminales. Nuestros refugiados en Israel son los últimos ŭpatriotas libaneses que no hicieron ningún mal, pero quién sufrieron sencillamente por ŭŝ30ŝŭ ŭaños cuando intentaron defender su tierra, sus hogares, sus hijos y su dignidad contra ŭSiria y sus hordas de fundamentalistas islámicos que apoyaban a las milicias palestinas, e ŭincluso los batallones del ejército renegados que desertaron del gobierno para luchar ŭjunto a las organizaciones y a las milicias proscriptas contra El Líbano, el estado libanés ŭy su pueblo.ŭ

El ŭŝ13ŝŭ de octubre de ŭŝ1990ŝŭ el ejército sirio invadió salvajemente las regiones las ultimas ŭregiones libres del Líbano, matando a centenares de soldados libaneses y de ciudadanos ŭinocentes y mutilando a miles, secuestraron a cientos de otros soldados, oficiales, ŭclérigos, políticos y a ciudadanos, enviando a un gobierno legítimo al exilio y ŭerigiéndose en gobierno a través de sus sirvientes y marionetas libanesas adictas. Desde ŭentonces, conmemoramos el acontecimiento doloroso cada año el día ŭŝ13ŝŭ de octubre.ŭ

En la conmemoración relativa a este año para recordar la muerte y la desaparición de ŭcentenares de nuestra gente, civil, militares, y personal religioso que se sacrificaron ŭfelices en el altar de Líbano en la defensa de la libertad, de la dignidad y de la identidad, ŭelevamos nuestros rezos para el descanso de sus almas y por el regreso seguro de todos ŭnuestros presos y secuestrados arbitrariamente en las cárceles del Baath sirio. Pedimos ŭconsolación a todas sus familias, esperando que sus extraordinarios sacrificios no haya ŭsido inútil, ahora que los líderes y los dirigentes políticos de ese tiempo cambiaron de ŭlado y se aliaron con sus asesinos después de la liberación del país. Esos Fariseos estaban ŭen posiciones de ejercer la responsabilidad de salvaguardar a la nación y su dignidad, y ŭello les fue confiado en su exilio para defender la identidad, la patria y sus creencias.ŭ

Nuestros mártires, y también los que están vivos y mutilados, deben rodar en cólera en ŭsus sepulcros y en las Cárceles sirias de lo que ha hecho su líder hoy, sobre quien ŭpusieron su esperanza, y quien cayo en el pozo de la política barata Baath. Esos líderes ŭque publicitaron todas sus ideas y sus lemas y finalmente se aliaron con los mismos ŭasesinos que invadieron la región libre del Líbano aquel ŭŝ13ŝŭ de octubre de ŭŝ1990ŝŭ. Se ŭolvidaron de quiénes son y de quiénes es su gente, y negaron todo aquello por lo que ŭabogaron.ŭ

El ŭŝ13ŝŭ de octubre, en la decimosexta conmemoración de la invasión siria a las regiones ŭlibres del Líbano, rogaremos por las almas de todos esos camaradas libaneses que ŭcayeron en la batalla con valentía y honor, por todos nuestros ciudadanos que están ŭsecuestrados y detenidos aun de forma arbitraria en las horribles cárceles de Siria, por la ŭvuelta en dignidad de nuestros refugiados en Israel, por la vuelta de la paz a la patria, y ŭpor el arrepentimiento de los líderes y de los políticos del Líbano que por beneficios ŭpersonales se han dado vuelta contra su propia gente, han negado sus convicciones ŭdeclaradas, pisoteado sus lemas de libertad y de liberación, se han puesto del lado del ŭBaath sirio y han forjado una alianza con Hezbollah cuyo único objetivo es instaurar un
Régimen de los mullahs iraníes en El Líbano. ŭ
Larga Vida al Líbano!!!ŭ


ŭ*Elías Bejjani
Director del Consejo de Coordinación Canadiense Libanés (LCCC)
Activista por los Derechos Humanos, Periodista y Comentador Político.
Vocero de la Federación Canadiense Libanesa por los Derechos Humanos (CLHRF)
E. Mail: phoenicia@hotmail.com
ŭ LCCC Website: http://www.ŭŝ10452ŝlccc.com
CLHRF Website:
http://www.clhrf.com


N.B: Translation Spanish Version: George Chaya, Media Chairman for the Lebanese Bureau of Information’s For ŭLatin America –B.I.L.A.L. – ŭ
Website: http://www.ŭŝ10452ŝbilal.com E-Mail: info@ŝ10452ŝbilal.com , bilal@ŝ10452ŝbilal.com ŭ

ŭ
ŭ
ŭ
ŭ